I.E.S Los Cristianos

                                Consejería de Educación, Universidades y Sostenibilidad

Medidas correctoras ante faltas leves  

Las conductas contrarias a la convivencia de carácter leve serán corregidas por el profesorado del centro, y particularmente por el que imparte docencia directa al alumnado.  En tal sentido, procurará agotar todas las medidas a su alcance, sin  intervención de otras instancias, con una o varias de las siguientes:

  1. Reflexión en lugar apartado dentro del aula sobre la conducta inadecuada concreta y sus consecuencias.
  2. Reconocimiento de la inadecuación de la conducta, ante las personas que hayan podido resultar perjudicadas.
  3. Realización de actividades de aprendizaje e interiorización de pautas de conducta correctas.
  4. Realización de alguna tarea relacionada con el tipo de conducta inadecuada.
  5. Compromiso escrito entre el profesor o profesora y el alumno o alumna.
  6. Apercibimiento  verbal con posterior comunicación a la jefatura de estudios y a sus  familias en el caso de alumnado menor de edad.

En el caso que no tengan efecto las medidas anteriores, el tutor o tutora adoptará específicamente alguna de las siguientes vías:

Apercibimiento escrito con orientaciones para la superación del conflicto.

Realización  de trabajos educativos, en horario no lectivo, de tareas que  contribuyan a la reparación de los daños materiales causados o, si  procede, a la mejora y desarrollo de las actividades del centro docente  siempre que dichas tareas tengan relación con la conducta contraria a la  convivencia.

Privación del tiempo de recreo durante el período que se establezca por los centros.

Sólo  cuando la intervención del tutor o la tutora con la cooperación del  equipo educativo no haya logrado corregir la conducta del alumno o  alumna y reparar el daño causado, después de aplicar las anteriores  medidas, la gestión del conflicto se trasladará a la dirección, o en su  caso, a la comisión de convivencia.