I.E.S Los Cristianos

                                Consejería de Educación, Universidades y Sostenibilidad

Acceso a los libros

El horario de préstamos será de LUNES A VIERNES EN LOS RECREOS.

El material de la Biblioteca está todo a disposición del alumnado, profesorado y personal laboral, bien mediante préstamos a casa, mediante préstamos de sala, o material de consulta de sala.

Los libros que están en las estanterías abiertas( fondo de la sala) se consideran material de consulta, como diccionarios y enciclopedias y sólo se pueden usar dentro de la biblioteca o sacarlos para hacer fotocopias, previo permiso del profesor de guardia de la biblioteca y después de rellenar el documento de préstamo de sala, que deberá ser firmado a la entrega del libro y guardado por el profesor de guardia de la biblioteca.

Los libros que están en las estanterías cerradas se consideran material de préstamos( la llave maestra para todas las estanterías está en el manojo de llaves de la biblioteca); estos préstamos sólo los realizarán los profesores habilitados para ello y durante los recreos de lunes a viernes, estos datos figuran en el horario de préstamos colocado a la entrada de la biblioteca, tanto si se trata de préstamos a alumnos como a profesores u otros. Estos profesores de préstamos serán realizarán el préstamo siguiendo todos los pasos de cumplimentación del libro de préstamos, ficha y canguro. Se dispondrá de quince días, a partir del día del préstamo, para leerlo, teniendo que ser devuelto o renovado, si se desea, otros quince días. También podrá acceder a las estanterías cerradas cualquier profesor, para realizar cualquier consulta, cuidando de colocar el libro de nuevo- exactamente dónde estaba- por orden alfabético del primer apellido del autor, de izquierda a derecha. Si por algún motivo no se sabe colocar de nuevo el libro en la estantería, es preferible dejarlo en la mesa de gestión de la biblioteca que colocarlo mal. Un libro mal colocado es un libro no encontrado.

Uso de la sala

La biblioteca  permanecerá abierta para uso de los alumnos en las horas de guardia de biblioteca y no será un lugar de castigo, ni de obligada estancia, pues se pretende que sea un lugar agradable y al que el alumnado se acerque con alegría y curiosidad, no con pesar por ser un espacio donde se le obliga a permanecer. 

La biblioteca es un lugar de uso común para todos los miembros de la comunidad escolar, en las horas en que ésta dispone de profesorado de guardia, por tanto ha de estar en silencio, para favorecer el estudio y concentración de los que así lo deseen.

Uso de la Biblioteca como lugar de trabajo

En las horas en que la biblioteca está cerrada por falta de profesor de guardia, o en las horas en que, aunque haya profesor de guardia, la sala haya sido reservada en la hoja de uso al efecto, colocada en la sala de profesores y en la biblioteca, podrá ser utilizada, como mediateca para buscar imformación, por el profesorado y su grupo, si éste previamente ha diseñado una actividad que así lo requiera.

El profesor del grupo ha de guiar al alumnado en la búsqueda de la información, en las enciclopedias, material de consulta y otros libros o medios, adecuadas al tema, y velar por que los volúmenes sean colocados de nuevo en su sitio ordenadamente, y no abandonará la sala, dejando a los alumnos solos dentro. Esto mismo es aplicable a  las revistas de la sala, que después de su uso deben ser colocadas de nuevo en su sitio de forma ordenada. En definitiva el profesor es el responsable de lo que hagan los alumnos dentro de la sala. Por esto el profesor que desee hacer uso de la misma en las horas ya mencionadas, se responsabilizará de los posibles desperfectos y extravíos ocurridos en esa hora en la biblioteca. Si no se hace dicha reserva no se deberá hacer uso de la biblioteca. 

Hay que tener en cuenta que la biblioteca es un lugar de trabajo para el profesor de guardia de biblioteca y que por tanto necesita cierto silencio para concentrarse. Si un profesor quiere bajar a sus alumnos en una de esas horas de guardia de biblioteca, ha de procurar  que el grupo esté más o menos en silencio y en orden.  Todas estas normas se han elaborado, teniendo en cuenta las necesidades y el bien de toda la comunidad escolar, por lo tanto se ruega su cumplimiento a todos los usuarios.